Heridas emocionales de la infancia

Actualizado: 10 may

¿Te has preguntado qué es y de dónde vienen las fracturas emocionales? Aunque no lo parezca nuestra conducta como adultos y personalidad está guiada por el pasado de nuestra infancia. De acuerdo con Melanie Klein en su teoría de las relaciones objetales, los objetos primarios (padres) son el primer punto de relación con el mundo, si éstos tienen una influencia constructiva en nuestra vida, las futuras

relaciones que entablemos serán saludables tanto como nuestra autoestima, pero por el contrario si estos objetos tienen una influencia destructiva, todas las relaciones a lo largo de nuestra existencia serán tanto destructivas como insanas, y nuestra autoestima será falsa o en su defecto baja.


Aprender de nuestras heridas emocionales es de suma importancia para nuestro crecimiento personal, ya que de ahí hacemos las paces con nuestro pasado y al mismo tiempo tomando consciencia de lo sucedido en la edad adulta.

Para Carl Gustav Jung hacer consciente lo inconsciente evita que le llamemos destino a todo aquello que nos sucede.

Revisemos entonces las principales heridas emocionales, teniendo en cuenta que esta información puede ser complementaria y enriquecedora para ti, tu proceso terapéutico y ¿por qué no? también para tus seres queridos.


1. Abandono.

Esta herida es causada en la infancia con el progenitor o cuidador principal, generando todo un déficit afectivo o carencias afectivas como pueden ser la falta de atención, cariño, afecto, retroalimentación positiva, seguridad, cuidados propios de la edad del infante, lo cual causará que en un futuro se establezcan relaciones de dependencia, sumisión tratando de recibir por todos los medios un cariño que posiblemente nunca les sea dado y en caso de que si, se activará la ansiedad por separación.

En este caso se realizarán todos los esfuerzos para evitar ser abandonado de nueva cuenta y predominarán constantemente las emociones como la tristeza o el miedo a la soledad. En sus relaciones cumplen el papel de sumisas y de ser así llegan a desarrollar tolerancia al maltrato.


2. Rechazo

Esta herida emocional es causada también en la infancia cuando al niño se le descalifica o se le desvaloriza. Muchas veces depende el estilo de crianza de los padres, pero en esta fractura emocional predomina un estilo autoritario cuyas características llegan a ser el perfeccionismo y la culpa por no ser "suficiente" para los demás de tal manera que buscan agradar o quedar bien de manera constante, su carácter se describe y al mismo tiempo se desarrolla en muchas ocasiones como "mercantil-masoquista"

Cuando el estilo de crianza fue de indiferencia, serán personas que busquen llamar la atención a toda costa y que al mismo tiempo busquen evitar situaciones estresantes o que se perciban como problemáticas.

Tienen miedo al fracaso y no toleran cometer errores, la emoción predominante es la frustración de que las cosas no salen como quisiera y el miedo que lleva a la ansiedad, son personas que se les dificulta poner límites ya que si los ponen temen a sentirse rechazados.


3. Humillación

Es una herida emocional donde comienza la tolerancia al maltrato. En la infancia es cuando fueron niños ridiculizados o que sus padres se avergonzaran de ellos, por detalles nimios como ensuciarse, algún defecto físico o alguna limitación personal que tenga el niño o que aún no desarrolle.


En la edad adulta se anulan a sí mismos, aceptan agresiones, su autoestima es tan baja que se sienten inferiores.. Sentirse culpables les impide aceptarse y cuidar de sí mismos.


4. Traición.

Esta herida emocional se da cuando los padres le hacen promesas y no las cumplen, teniendo una total falta de credibilidad en el niño, lo cual después deriva en adultos con rasgos de personalidad paranoicos, controladores, son muy exigentes, suspicaces y desconfiados.

La emoción predominante es el temor, la cual se transformará en un estado de alerta persistente llamada ansiedad, caracterizada por angustia y temor a que ocurra o peor.


5. Injusticia

Esta herida emocional es cuando el niño percibe que sus padres no guardan un equilibrio entre lo que dicen y hacen. En aspectos muy sencillos y cotidianos como la comparación entre hermanos, el trato diferente que tienen los padres con otras personas o con sus hijos.

Esta herida emocional va de la mano con la del abandono, ya que atenta contra una autoestima saludable en donde el autoconcepto también guarde un punto de equilibrio.



¿Qué hacer con nuestras heridas emocionales?


Si bien el pasado no lo podemos cambiar, es un punto para aprender de él, tomando en cuenta que no existen padres perfectos y que el error es una condición que nos describe como seres humanos imperfectos, sería irracional quedarse en la victimización y culparles durante el resto de la vida. Muchas veces los padres y las personas en sí, no actúan con una "maldad consciente", sino que sus errores son el producto de errores que se clasifican de la siguiente manera:

- Simpleza (un error que a cualquiera le puede suceder)

- Ignorancia (se ubica en el desconocimiento)

- Perturbación emocional (heridas emocionales de los padres)


Los padres también tienen sus heridas y en su momento las decisiones que tomaron fueron con los recursos y herramientas que disponían en su momento.

Es por ello que es importante siempre estar en un proceso terapéutico continuo con un profesional especializado en donde se analice tu historia de vida personal en infancia y adolescencia, habrá a quienes no les guste la idea y ello les provoque resistencia a la terapia, pero la resistencia está guiada por el dolor emocional el cual tiende a mandarse al olvido, denominándose este mecanismo de defensa como "represión".

Es importante hacer consciente lo inconsciente como anteriormente mencionaba Carl Gustav Jung, ya que podría suceder la tendencia a la repetición (descrita por Sigmund Freud) en las futuras generaciones.


No es fácil hacer un análisis de nuestras heridas emocionales, pero trabajando en ello podremos vivir en libertad, sin creencias irracionales que nos perjudican o complican cada día más nuestra vida y relaciones interpersonales.


¡Vive pleno, vive feliz!



Enlace Emocional SC

"Tu cambio personal es nuestra meta"

©2022







1272 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram